agradecimientos·amor·entusiasmo·felicidad·serenidad

SOLTAR Y AGARRAR

A mis seguidores, familia y amigos

“Y lo malo pa’ allá, pa’ allá, pa’ allá. Y lo bueno pa’ acá, pa’ acá, pa’ acá”.

Así como a fin de año acostumbramos hacer una limpieza profunda en la casa, también debemos hacer un lavado a fondo de nuestro ser. Del mismo modo en que echamos en una caja lo que vamos a desechar y en otra, lo que vamos a conservar, conviene hacer con nuestras emociones. ¿No creen?

Esta vez comencé la limpieza de fin de año por mi casa interior. Ha sido un ciclo difícil, molesto en varios aspectos de mi vida como Soltera con Compromiso y como Consuelo Mar. Ciertamente soy una sola persona, pero cumplo roles distintos. Soltera con Compromiso es la jefa de familia, madre de una niña de 9 años y bloguera sobre temas de familias monoparentales. Consuelo Mar es la mujer, la profesional, la íntima…

Hice una lista de varias emociones negativas, acumuladas durante el año, que quiero soltar y de otras, positivas, que quiero agarrar. La primera que quiero soltar son las preocupaciones que surgen cuando algo ha ocurrido o va a ocurrir. Lo que producen es intranquilidad, temor, angustia e inquietudes. ¡Quiero soltarlas y agarrar el agradecimiento! Cada vez que me sienta preocupada deseo poder enfocarme en las cosas que tengo para agradecer y así atraer las energías positivas, y darme cuenta de las bendiciones que el Universo me obsequia.

¡Pretendo soltar la pereza y agarrar el entusiasmo! Definitivamente. El tiempo libre que tengo quiero aprovecharlo en cosas útiles y placenteras. Por ejemplo: dormir menos, leer más. Ver menos televisión y escribir más. ¡Algún proyecto nuevo de tantas ideas que dejo en el tintero! Aspiro soltar la pereza, esas ganas de no hacer nada y abrazar el entusiasmo, materializando planes que he ignorado.

¡Aguardo soltar el coraje y agarrar la serenidad! Las cosas que pasaron ya no se pueden cambiar, sentir coraje solo provoca un profundo malestar. La serenidad, en cambio, es apacible. Nos mantiene sosegados, sin turbaciones físicas o morales. ¡Y así es como persigo sentirme!

¡Deseo soltar la indiferencia y agarrar el amor! No debo dar por hecho que mis seres amados saben cuánto los quiero. La indiferencia puede provocar malos entendidos y causar que las personas que amamos se alejen, si se sienten poco apreciados. Quiero profesar el amor libremente, aprender a manifestarlo con pequeños detalles, reforzarlo con acciones, pronunciarlo con palabras.

¡También quiero soltar el disgusto y agarrar la felicidad! Me disgusto fácilmente. Ante los regueros que mi hija hace, el tapón en las calles, los cambios de planes sin previo aviso, la ineptitud de las personas, la falta de compromiso de muchos alumnos, las incompetencias laborales, entre tantas cosas. Pero, en fin, apremio agarrar la felicidad y dejar de disgustarme por muchas cosas que ni siquiera están bajo mi control. La felicidad es individual y debo procurar la mía.

Te invito a hacer la limpieza de tu casa interior. ¡Suelta y agarra! Empieza con distintos bríos el nuevo año.

P. D. Agradezco a todos los seguidores de mi blog y a los fieles radioescuchas de mi segmento el en Happy Hour de Fidelity. ¡Les deseo una Feliz Navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s